Categorías
bioplasticos Cero basura

Popote de aceite de palma y removedores en la lombricomposta

Un popote de aceite de palma y 2 removedores entraron a la lombricomposta el 06.04.2019.

06.04.2019 Uno de estos popotes se introdujo en la lombricomposta
06.04.2019 Los removedores antes de entrar a la lombricomposta

El popote entró con su envoltorio, con el principio de poner a prueba todas las partes del producto.

No tenemos más datos sobre los componentes de estos utensilios, más allá de que estaban a la venta en un puesto de productos eco-amigables.

34 meses

El 07.02.2022 ni el popote envuelto ni los removedores tienen ninguna alteración.

07.02.2022

El popote permanecerá en la composta pero sin su envoltorio, a ver si hay algún cambio.

Los removedores se retiraron del experimento al no tener expectativa alguna de su degradación.


En simultáneo estamos probando muchos ecoplásticos en la lombricomposta.

Para conocer los resultados de los otros experimentos como este, pica aquí.
Categorías
bioplasticos Cero basura

Vasito de cartón y tapa de PLA

Este vasito con su tapa fueron parte de la donación de @pequeños_cambios_productos_bio para pruebas de compostaje.

06.04.2019 Vasito de cartón con película vegetal

Según las indicaciones, el vasito era de cartón con una película vegetal y tapa de PLA.

06.04.2019 Tapa de PLA «compostable»

Resultados

5 meses

23.09.2019 El cartón del vasito se ha biodegradado completamente pero la «película vegetal» se ve curiosa, liberada de la estructura rígida que le daba forma

23.09.2019 A 5 meses de entrar a la lombricomposta

12 meses

16.04.2020 La tapa de PLA y la película vegetal siguen igual:

16.04.2020 Después de 1 año en la lombricomposta, la tapa de PLA está igual que al inicio
16.04.2020 La película vegetal que protegía el cartón también recuerda su forma aunque ya no puede sostenerse sola.

34 meses

07.02.2022 Ya no se encontró la película vegetal. ¿Se habrá biodegradado o degradado a microplásticos?

La TAPA de PLA sigue en la lombricomposta, aunque se le ha roto un pedacito.

07.02.2022 Tapa de PLA se empieza a romper

La tapa de PLA sigue en la lombricomposta.


En simultáneo estamos probando muchos ecoplásticos en la lombricomposta.

Para conocer los resultados de los otros experimentos como este, pica aquí.
Categorías
bioplasticos Cero basura

Envoltorio de Paleta Payaso en la lombricomposta

En julio 2020, nos regalaron varias paletas Payaso con un envoltorio con una etiqueta que decía «empaque biodegradable». El 17.07.2020 un empaque, ya vacío, entró al experimento sobre biodegradabilidad en nuestra lombricomposta.

17.07.2020 – empaque «biodegradable» de Paleta Payaso

Resultados

5 meses

27.11.2020 El «empaque biodegradable» de Paleta Payaso se ve como nuevo. Todo el material orgánico que entró a la lombricomposta en las semanas cercanas ya se ha vuelto humus.

18 meses

07.02.2022 El empaque sigue íntegro y sin seña alguna de biodegradación

07.02.2022 18 meses en la lombricomposta

En simultáneo estamos probando muchos eco o bioplásticos en la lombricomposta.

Para conocer los resultados de los otros experimentos como este, pica aquí.

Categorías
Casa y jardín Cero basura Noticia

¿Las velas pueden ser ecológicas?

Habrá quien se pregunte ¿qué, las velas no son ecológicas? Las velas normales blancas de las veladoras son de parafina, que es un derivado del petróleo.

Foto de Mohammad Reza Fathian en Pexels

Si solo prendes una vela de vez en cuando, no te hará mucho daño, pero un estudio de la Universidad de Maastricht (de Kok et al, 2004) indica que la contaminación del aire en las iglesias con muchas velas es peor que al lado de una vialidad principal. Otro estudio de la Universidad de South Carolina (Massoudi & Hamidi, 2009) demostró que “Las velas de parafina que probamos liberaron químicos indeseables en el aire [como arcanos, alquenos and tolueno]. Para una persona que prende una vela cada día durante años o simplemente las usa seguido, la inhalación de estos contaminantes peligrosos en el aire podría contribuir a que desarrolle riesgos de salud como el cáncer, alergias comunes o asma” dijo el Dr Massoudi.

Estos comentarios sobre toxicidad son sin considerar los aditivos de fragancia que se le agregan a muchas velas comerciales (lee más sobre por qué la “fragancia” no es buena idea).

Además: al ser un derivado del petróleo, la parafina no es biodegradable.

Opciones “eco” – aceites vegetales

Hay ahora algunas velas “eco” que son de cera hecha con aceite de palma o aceite de soya. Ambos aceites (y sus ceras) son productos vegetales y por ende biodegradables y mucho menos contaminantes (el Dr Massoudi los comparó en su estudio). 

Sin embargo la expansion del monocultivo de palma aceitera está contribuyendo a la destrucción de las selvas en Asia, América Latina y África con toda su flora y fauna y servicios ecosistémicos asociados y los intentos de regular la industria no han sido muy exitosos (lee más sobre el aceite de palma). 

Una plantación de palma aceitera (Foto de Ihsan Aditya en Pexels)

El monocultivo masivo de soya (mayoritariamente transgénica) también está contribuyendo a la destrucción de ecosistemas en muchas partes del mundo (los tres países con mayor producción son Brasil, EEUU y la Argentina). Un ejemplo.

Entonces las velas de aceite de palma y soya son más limpias pero tampoco muy eco porque se vuelve muy difícil de dar seguimiento al origen preciso de las materias primas.

Yo no quise entrarle a ninguna de estas dos porque la destrucción de los bosques nativos, invasion de territorios indígenas y destrucción del suelo fértil son tres de mis áreas no negociables. Si tu decides comprar velas de soya o palma, procura que por lo menos tengan certificación de parte de: 

Aunque estas certificaciones tienen sus problemas.

Velas de cera de abeja

Entonces decidí probar hacer unas velas de cera de abeja para nuestro altar de muertos. 

Imagen de David Hablützel en Pexels

No es una solución perfecta porque siguen soltando humo y la materia prima es un material que —aunque es renovable— es de producción muy trabajosa de parte de unos insectos que están en peligro de extinción. Lee más sobre las abejas

Cómo hacen cera las abejas

Según la Asociación de Apicultores de Gran Bretaña, para producir medio kilo de cera, las abejas deben consumir 3 a 5 kg de miel. ¿Cómo hacen la cera? Aparentemente las abejas más jóvenes se juntan para aumentar su temperatura. De unas glándulas debajo de sus abdómenes empiezan a crear puntitos de cera de 1mm y otras trabajadoras las recogen para usarla en la construcción de la colmena.

Siendo un producto tan precioso y trabajoso de obtener, y sabiendo que las abejas están en problemas en todo el mundo, debemos de cuidar la cera de abeja y no contribuir a que la demanda lleve a la sobre explotación de las abejas (cosa que ya sucede en la producción industrial de miel).

Mi conclusión hasta aquí es que realmente no hay ninguna vela sostenible para uso constante y cotidiano.


Toda esta reflexión surge porque se acerca el Día de muertos y no quería comprar veladoras «desechables» de parafina para el altar. Después de esta investigación concluí: la verdad en mi casa solo usamos velas para Día de muertos y si hacemos unas buenas de cera de abeja probablemente nos duren varios años, así que decidí que sí era un uso aceptable de una materia tan preciada. Al hacerlas nosotros mismos, comprándoles a Abejas de Barrio, además fue una actividad mucho más significativa que una compra anónima en el supermercado de un paquete de 20 velas iguales. Con unos 350g hicimos 4 velas pequeñas en frascos reciclados que nos durarán varios años.

Tutorial para hacer velas con cera de abeja

Texto y última foto de Dora Napolitano

Categorías
Casa y jardín Cero basura

Cómo hacer una lombricomposta – video

Aquí les compartimos un video de cómo hacer una lombricomposta con un par de cubetas recicladas de 19L. Es super sencillo, y lo más probable es que ya tengas muchas de las cosas que necesitas.

Video: Raquel Ramírez, Viridiana Jiménez y Dora Napolitano

En la Ciudad de México, si tan solo 1 de cada 10 habitantes tuviéramos una lombricomposta en casa podríamos retirar miles de toneladas de basura de los rellenos sanitarios todos cada semana.

Compártanos fotos de las que hagan en casa para subirlas a la página, para que más y más personas se animen.

Categorías
Casa y jardín Cero basura

Primer estudio sobre microplásticos en fauna marina en México

¿Te gustan las almejas? Pues, hay altas probabilidades que te las estés comiendo con condimento de plástico…
Imagen de El tercer brazo

Este año se publicarán los resultados del primer estudio mexicano sobre microplásticos en almejas comestibles, provenientes de una de las zonas con mayor aporte comercial en este tipo de alimentos: Veracruz (Golfo de México).

¿Qué son los microplásticos?

Los microplásticos (pedacitos de plástico de menos de 5mm) son un gran problema para la salud humana y la de muchos otros animales terrestres y acuáticos. Todos hemos oído hablar de las tortugas con popotes en la cavidad nasal, o de ballenas muertas porque tenían el sistema digestivo repleto con enormes pedazos de plástico que no podían digerir. Pero resulta que el plástico a pequeñísima escala puede que sea un problema aún más grande. Actualmente existen muchos estudios (como este) que demuestran que estamos comiéndonos organismos que contienen plásticos.

Un pedazo de microplástico detectado en almejas de Tecolutla, Veracruz.
La imagen está muy ampliada. La linea negra a la derecha equivale a 50µm o 0.005cm (o 1/20 de un milímetro)

En esta imagen, según la escala, el fragmento grande de plástico rojo mide como unos 25µm de arriba abajo, es decir 0.0025cm o 1/40 de milímetro. Pero también se aprecia cómo se está rompiendo para dejar separarse un trozo de unos 7µm.

En los últimos 20 años se han hecho muchos estudios en todo el mundo que demuestran presencia de microplásticos en pescado a la venta en los mercados de varios países, en los mariscos, incluso en el zooplankton, invertebrados de mares profundos y larvas de insectos ribereños. Además se han detectado en la tierra y en el aire. En cuanto a consumo humano: los microplásticos se han detectado en la cerveza y en el agua potable embotellada. En 2018 un estudio pequeño de la Agencia Ambiental Austriaca incluso encontró microplásticos en las heces de todos los individuos (8 humanos) que participaron en el estudio.

¿Cómo estamos en México?

Hasta ahora en México solo existen tres estudios sobre microplásticos encontrados en:

  • sedimentos de playas supuestamente “virgenes” cercanas a Huatulco, Oaxaca, en 2013-2014 (puedes leer el artículo aquí)
  • en playas arenosas de la Península de Baja California (puedes verlo aquí)
  • y el más reciente demuestra que este tipo de contaminantes ya se encuentran en sedimentos de agua dulce en la cuenca del río Atoyac en Puebla (léelo aquí)

Este tipo de estudios evidencia la enorme dispersión de estas partículas de plástico en nuestros ecosistemas naturales. Lo cual sugiere que, en México, como en otras partes del mundo, la fauna acuática también los esté consumiendo comúnmente.

Próximamente saldrá publicado un nuevo estudio que es la primera investigación mexicana sobre los microplásticos en fauna marina comestible, en este caso moluscos bivalvos, o almejas. El estudio lo llevó acabo la Lic. Hidrobióloga Wendy Alvarado Aguilar, junto con la colaboración de la Mtra. en Ciencias Lirio Jazmín Sánchez Hernández y la Dra. Patricia Ramírez Romero (asesora del Proyecto de Investigación), pertenecientes al Laboratorio de Ecotoxicología de la UAM Iztapalapa.

Polymesoda caroliniana
Imagen: ©Jax Shells

La almeja Polymesoda caroliniana que fue la especie analizada en este estudio en Tecolutla, Veracruz, es una especie consumida comunmente en diversas partes del país y la costa de Veracruz es una zona importante para la recolección de este tipo de alimentos.

Los resultados de la Lic. Alvarado nos revelan que:

  • 88.3% de las almejas analizadas contenían microplásticos.
    La mayoría de las partículas encontradas en las almejas tenían forma de fibras y en particular eran de color negro. Las descargas de aguas residuales, el turismo (ropa) y la pesca (abandono de redes y materiales sintéticos) se identificaron como fuentes probables.
Una microfibra encontrada en la investigación de Lic. Wendy Alvarado
  • Los microplásticos menores a 638 micras (o 0.638mm) fueron los más abundantes.
  • Con los valores de abundancia de microplásticos encontrados, se pudo calcular que un coctel de almejas de 100 g (aprox. unas 8 almejas) nos proporcionaría una ingesta promedio de 296 partículas, lo que indicaría que anualmente una persona que come mariscos por lo menos 2 veces al mes tendría 7,104 partículas plásticas dentro de su organismo. Estas cifras son menores respecto a las encontradas en estudios similares en algunos países de Europa y Asia.

Entrevista con la investigadora

Tuvimos la suerte de poder entrevistar directamente a la Lic. Wendy Alvarado Aguilar para profundizar algunos temas:

ZeP: ¿Cuándo vamos a una marisquería podríamos notar a simple vista los microplásticos en las almejas?

Lic. Wendy: Estas partículas no se pueden percibir a simple vista debido a su tamaño y posiblemente a su color. Los microplásticos se definen por tener tamaños menores a 5mm, incluso algunos pueden llegar a ser más pequeños (nanoplásticos).

Cuando comemos almejas tenemos el hábito de comerlas por completo y las partículas plásticas están dentro del organismo; entonces esto hace que difícilmente podamos ver si contienen o no microplásticos.

Fragmento de microplástico encontrado en la investigación de Lic. Wendy Alvarado

ZeP: Y si son tan chiquitos ¿de veras nos pueden hacer daño?

Es muy probable que sí. Existen estudios en los que se reporta que estas partículas de plástico son vectores de otro tipo de contaminantes que se encuentran dispersos en el agua como: metales, ftalatos o el Bisfenol A (como este artículo). Actualmente no hay estudios que demuestren que estos contaminantes se puedan transferir a lo largo de la cadena trófica, pero debemos apoyar estas investigaciones para conocer los efectos que podrían repercutir en la salud de los humanos.

ZeP: En el estudio encontraste que la mayor parte de los microplásticos eran micro-fibras ¿Estas de donde provienen?

La mayoría de los estudios sobre microplásticos en organismos acuáticos mencionan que la generación de las microfibras es por el lavado de la ropa sintética como el poliéster, poliamida o nylon. También pueden provenir del desgaste de botellas PET, llantas de autos, bolsas de PEBD y redes de pesca que comúnmente son abandonadas cuando ya no son útiles.

Una microfibra encontrada en la investigación de Lic. Wendy Alvarado

En las zonas aledañas al hábitat de estos organismos comúnmente se desarrollan actividades turísticas, por lo que no se descarta la idea de que provengan de las descargas de aguas residuales de la población.

Para saber más sobre los 3 tipos de los microplásticos, pica aquí.

ZeP: ¿Y qué podemos hacer para mejorar esta problemática?

Necesitamos legislación, establecer políticas públicas que puedan ayudar a contrarrestar el impacto en los ambientes naturales, necesitamos tecnologías modernas para el correcto tratamiento de las aguas residuales … pero en el fondo, lo que tendría mayor impacto, sería que todas las sociedades encuentren alternativas para usar mucho menos plástico. Para eso necesitamos el apoyo de las grandes empresas que producen todo tipo de artículos de plástico. Los valores culturales de la sociedad también son de gran importancia y tendríamos que dejar de depender de estos materiales. Es un gran reto pero si tan solo se dejaran de utilizar los plásticos de un solo uso (unicel, vasos, platos, empaques, bolsas plásticas etc.) esto sería un gran comienzo para contrarrestar la contaminación en el medio ambiente.

Para saber más sobre acciones que puedes tomar tu en tu vida cotidiana y en tu casa, pica aquí.

¿Qué podemos concluir del estudio de microplásticos en almejas? 

El estudio de la Lic. Wendy Alvarado nos ofrece un excelente primer dato sobre la disposición de los microplásticos en la costa de Tecolutla, Veracruz, pero revela la urgente necesidad de hacer más estudios en diversos puntos de las costas Mexicanas y en otros organismos marinos de importancia comercial (como ostiones, cangrejos, camarones y muchísimas especies comestibles de pescado) que, en razón de los comportamientos propios de cada especie, pueden tener más o menos exposición y probabilidad de ingerir la basura plástica que el ser humano deja llegar al mar.

Además de hacer estudios tenemos que tomar decisiones firmes, rápidas y contundentes. Si continuamos como vamos, estamos lentamente envenenando nuestras fuentes de alimento. Necesitamos legislación, tratamiento de aguas negras y una GRAN reducción de la producción de plásticos, acción que comienza por cada uno de nosotros.

¿Todo eso parece muy lejano y muy difícil?

  • La reducción de la producción de plásticos se debe enfrentar desde el individuo (reducir la compra/consumo de plásticos desechables) y a nivel de las grandes empresas que los generan para «facilitar la compra». Tu puedes tomar decisiones sobre lo que compras (checa las acciones que puedes tomar en casa para reducir la contribución de microplásticos) y puedes presionar las empresas productoras tanto retirándoles la compra, firmando peticiones en linea y escribiéndoles cartas particulares (checa estas propuestas de Greenpeace Mx).
  • Aquí encontrarán más información sobre los microplásticos.
Polymesoda caroliniana, vista del interior
Imagen: ©Jax Shells
¡Agradecemos a Paloma de El Tercer Brazo y Brian de Jax Shells por el uso de sus fotos y a la Lic. Wendy Alvarado por su gran trabajo y la fotos de microplásticos!
Categorías
Casa y jardín Cero basura

Experimento con ensaladera de World Centric en la lombricomposta

Esta ensaladera de World Centric indica en la tapa que es «compostable». En la página mexicana de la empresa dicen:

Sin embargo en la página en inglés son un poco más cuidadosos:

Lo que buscamos averiguar en este experimento es si las condiciones «industriales» de compostaje son algo que se podría lograr en la naturaleza. Por que si no, significa que la pieza podría continuar en el medio sin destruirse en el fondo del mar, en un tiradero clandestino, o en un relleno sanitario. En muchos de estos sitios podrían ser una amenaza para la vida silvestre.

En la tapa transparents de PLA se lee: «Certified compostable. Made from plants. Turns into soil.» (Certificado compostable. Hecho de plantas. Se transforma en tierra.)

La lombricomposta asemeja condiciones ideales para la descomposición de la materia: aereación, humedad, ecosistema saludable de lombrices, escarabajos y microbioma acompañante.

Hipótesis

La tapa de PLA que requiere compostaje industrial no se descompondrá, pero la base de bagazo de trigo sí.

Método

El 22.02.2019 la ensaladera entró a la lombricomposta con una dotación de papaya y centros de manzana y fue cubierta con lombrices y materia orgánica.

Aquí agregaremos resultados a medida que observemos alteraciones en los envases de bioplástico.

Resultados

1.5 meses

06.04.2019 A mes y medio de entrar a la lombricomposta la base de la ensaladera ya está muy avanzada en su degradación

06.04.2019 Un pedazo de lo que resta de la base de la ensalada de bagazo de trigo después de mes y medio en la lombricomposta

Pero la tapa transparente de PLA está igual que cuando entró.

06.04.2019 Tapa PLA a mes y medio de estar en la lombricomposta

7 meses

23.09.2019 A 7 meses de su entrada a la lombricomposta no hay rastro de la base de bagazo de trigo. Pero la tapa de PLA sigue presente, hasta legible, aunque se está rajando en algunos puntos.

23.09.2019 Vista de encima, la tapa de PLA se ve simplemente cubierta de humus
23.09.2019 Vista de abajo se nota que se está empezando a rajar el PLA y en algunos lugares se ha fragmentado

9 meses

22.11.2019 Se sigue rompiendo la tapa de PLA, ya en varios pedazos.

Me recomienda la Maestra Judith López, Encargada de Planta de Produccion de Composta y Vivero en Instituto Politécnico Nacional, y con más de 20 años de experiencia de compostas mucho más amplias que la mía, que lo retire para que no genere microplásticos en mi humus.

Conclusión

  1. El bagazo de trigo es altamente biodegradable y pasó a ser humus muy rápido. A mes y medio de entrar a la lombricomposta buena parte de la base ya se había transformado.
  2. El PLA de la tapa no se muestra biodegradable en las condiciones idóneas de una lombricomposta.
  3. No podemos excluir que en una composta industrial, que llega a altas temperaturas, podría degradarse, pero no sabemos si sería degradación (romperse en pedacitos, microplásticos) o biodegradación (descomposición de las moléculas en componentes más pequeños que vuelven a estar disponibles para las plantas)
  4. Lo que sí parece seguro es que en condiciones normales de disposición de desechos: en un relleno sanitario, en un basurero a cielo abierto, en aguas superficiales o llevado por el viento a caer sobre el cemento o la tierra, este material no se biodegradará, sino quedará intacto, solo rompiéndose en pedazos por la acción mécanica de olas, viento y sol y regando microplásticos.

Nota: La Dra Alethia Vazquez Morillas, ingeniera ambiental de la UAM-Azcapotzalco, en conversación el 23.12.2019 me sugirió dejar el PLA en la lombricomposta más tiempo porque en realidad no se sabe bien cómo se comportan los materiales, y solo retirarlo si veía algún cambio de comportamiento en las lombrices. Pero me dio miedo que después se hicieran demasiado pequeños los pedacitos y no pudiera retirarlos bien, y después de guardarlos en una cubetita un rato y dudar, decidí tirarlos a la basura no-orgánica. Aquí pueden ver otro ejemplo de un vaso de PLA.


En simultáneo estamos probando muchos eco o bioplásticos en la lombricomposta.

Para conocer los resultados de los otros experimentos como este, pica aquí.
Categorías
bioplasticos Cero basura

Experimento con los empaques de Bioproducts

En febrero 2019 recibimos una donación de productos hechos con «eco-plásticos». Entre ellos había 3 presentaciones de bolsas para comida de Bioproducts.

Estos empaques están hechos de PLA con papel y traen algunos certificados.

Las certificaciones de estos empaques

Estos empaques llevan varios símbolos, que investigamos.

PEFC es una organización no gubernamental internacional que se dedica a la Certificación Forestal (siglas en inglés de Programme for the Endorsement of Forestry Certification). Según su página web, los productos certificados por ellos:

– contribuyen al mantenimiento de numerosos ecosistemas y a la diversidad biológica

– son el sustento económico de muchas poblaciones rurales y el origen de una importantísima industria de transformación.

– tienen un papel social y cultural reconocido cada vez en mayor medida

¿Qué es PEFC?

Claramente la certificación PEFC se refiere exclusivamente al papel en estos productos.

Los otros dos símbolos no son certificados:

La gota azul que dice «WATER BASED COLOUR» es una indicación (no certificada) que las tintas que se usaron en el empaque son base agua. También se refieren a los colores usados sobre el papel (no hay color sobre el PLA).

Las ondulaciones con la etiqueta «max. 90ºC» indican que esta bolsa y su contenido no deben exponerse a temperaturas mayores a 90 grados centígrados. Esta indicación sí aplica al PLA pero no nos da ningún dato sobre la biodegradabilidad del material.

Método

Metimos las muestras a la lombricomposta en fechas cercanas y las cubrimos con desechos de la cocina y lombrices.

El 22.02.2019 entró la primera muestra de empaque de BioProducts a la lombricomposta.

Los resultados los estaremos reportando aquí a medida que detectemos alteraciones en las bolsas.

Resultados

6 meses

27.08.2019 – la bolsa de PLA sigue íntegra en el composta aunque el papel de la bolsa y toda la materia orgánica que se le añadió en febrero y marzo ya está completamente biodegradada.

27.08.2019 Toma de la bolsa de PLA dentro del cajón de la lombricomposta en la que estuvo 6 meses

En una imagen fuera de la composta se aprecia que los detalles de papel con texto han sido biodegradados pero la bolsa misma sigue íntegra.

27.08.2019 Toma de la bolsa de PLA fuera de la lombricomposta (6 meses)

35 meses

07.02.2022 La bolsa de PLA se ha roto en 3 partes en la lombricomposta. Sigue transparente, solo con un poco de humus encima, y con buena solidez al tacto. No se rompe fácilmente al aplicar tensión.

07.02.2022 Bolsa de PLA se ha roto en 3 pedazos, pero al tacto sigue firme

Sigue en la lombricomposta.


En simultáneo estamos probando muchos ecoplásticos en la lombricomposta.

Para conocer los resultados de los otros experimentos como este, pica aquí.
Categorías
bioplasticos Cero basura

Cubiertos y platos de fécula de maíz

Esta entrada describe uno de los experimentos sobre la biodegradabilidad en los «ecoplásticos» en condiciones reales (en mi casa). Conoce otros aquí.

Los utensilios (cubiertos, platos, charolas) de fécula de maíz se están haciendo cada vez más comunes como alternativa más amigable con el medio ambiente. Sin embargo, actualmente no se pueden reciclar (pues no son ninguno de los plásticos reciclables) y tampoco se reciben formalmente en la basura orgánica, lo cual significa que se van a la basura inorgánica: es decir el relleno sanitario.

Se venden como «bioplásticos» o «ecológicos» pero vamos a ver cómo los evalúan las lombrices:

22.02.2019: utensilios de fécula de maíz el día que entraron a la lombricomposta

Hypótesis

No se degradarán los materiales de fécula de maíz en la lombricomposta.

Método

El 22.02.2019 los cubiertos y platos de fécula de maíz que se ven en la foto de arriba entraron a la lombricomposta y fueron cubiertos con lombrices y materia en descomposición. Luego la lombricomposta se siguió usando como de costumbre y se fueron agregando también fruta y verdura fresca.

Se irá investigando periódicamente la condición de la materia orgánica y los utensilios de fécula de maíz.

Resultados

27.08.2019 Los platos y cubiertos de fécula de maíz a 6 meses de estar en la lombricomposta

6 meses

Cuando se investigó la lombricomposta el 27 de agosto de 2019, toda la materia orgánica de las sobras de fruta y verdura estaba completamente degradada, como se aprecia en la foto.

Sin embargo los dos platos, tenedor, cuchara y removedor siguen perfectamente reconocibles. (Sospecho que con una buena lavadita las podría poner al servicio nuevamente.)

14 meses

17.04.2020 Los utensilios se encontraron profundamente enterrados en humus de lombriz terminado.

17.04.2020 Uno de los platos de fécula de maíz

Como se aprecia en la foto de uno de los platos, está cubierto de materia procesada por las lombrices, ha cambiado su color y se ha doblado por la posición en la que estaba entre la materia orgánica, pero está entero. Las lombrices y las bacterias y otros organismos que componen el ecosistema del lombricompostero no reconocen el plato como una fuente de alimento.

17.04.2020

De la misma manera, los cubiertos también están íntegros aunque cubiertos de materia procesada por las lombrices y demás organismos de la lombricomposta.

Tan así que los lavé y pude usarlos para comer. Velo aquí.

El 17 de abril de 2020, 1 plato y el tenedor pasaron a la composta caliente (bacterias) y 1 plato, la cuchara y el removedor continuarán en la lombricomposta hasta la siguiente revisión…

35 meses

El 7 de febrero 2022, los utensilios estaban otra vez bien enterrados en humus terminado y listo para regresar a la tierra.

A casi 3 años de que entraron a la lombricomposta, el plato, la cuchara y el removedor siguen iguales que cuando entraron.

07.02.2022

Otra vez, los lavé y me preparé una manzanita con tajín.

Plato y cubiertos de fécula de maíz siguen sirviendo después de 3 años en la lombricomposta (07.02.2022)

Los dejaremos nuevamente en la lombricomposta para seguirlos observando.

(Nota: en este momento no tenemos acceso a la composta caliente. Esperamos poder reportar que pasó con el plato y tenedor que fueron a esa composta en unos meses.)

Conclusión a 35 meses

Si un material no puede ir ni a la basura orgánica, ni al reciclaje, y está visto que en condiciones particularmente idóneas para la descomposición (como es un lombricompostero) no se degradan ni biodegradan ¿cuál es la utilidad de dicho material?

  • Es igual que un plástico desechable común en cuanto a su funcionalidad como plato, y también en su estética y su no biodegradabilidad.
  • En superficie, agua o tierra, se les va a atorar igual de mal a la fauna silvestre que un plástico de base petróleo.
  • Es menos reciclable que el plástico desechable que, por lo menos cuando está correctamente identificado, sí se puede reciclar.

No es ninguna mejora, incluso por no poderse reciclar, podríamos verlo como peor. Y sin embargo se vende con etiqueta «eco».

En el fondo me parece que incluso esta comparación esquiva el asunto central. El meollo del asunto es que los bioplásticos están tratando de reemplazar los «plásticos malos» que se usan para hacer desechables. Cuando en el fondo el problema es querer hacer desechables. Durante el 99.999% de la historia humana no hemos tenido desechables, es apenas en este último latido de nuestra historia que los consideramos cada vez más indispensables. Y hay una industria multimillonaria detrás y muchos que viven muy cómodos de su producción, esquivando la vista de los daños que provoca.


En simultáneo estamos probando muchos ecoplásticos en la lombricomposta.

Para conocer los resultados de los otros experimentos como este, pica aquí.

Texto y fotos de Dora Napolitano

Categorías
bioplasticos Cero basura

Investigación casera sobre desechables «biodegradables»

En Zurciendo el planeta estamos sometiendo varios materiales que alegan diversos grados de «biodegradabilidad» a condiciones idóneas para ver si realmente se biodegradan.

Puedes seguir nuestros experimentos aquí.

Pica los enlaces a continuación para conocer cada caso a mayor profundidad.

Estudios similares

Mientras nuestros experimentos están en curso se acaba de publicar (abril 2019) un experimento parecido comparando la descomposición de bolsas de plástico «normal» (HDPE, #2) y diversos plásticos calificados como degradables en 3 condiciones diferentes: en tierra, en el mar y al aire libre. Puedes leer una publicación de National Geographic al respecto aquí (en español) y esta es la publicación académica (Napper&Thompson, 2019; en inglés). En resumen este estudio demuestra que

«las bolsas oxo-biodegradables, degradables y convencionales no se descomponen rápidamente en ninguno de los contextos naturales estudiados (mar, tierra y aire libre) y en algunos casos simplemente se desintegraban en pequeños pedazos».

Napper & Thompson (2019)

Aquí puedes leer más sobre esos «pequeños pedazos» o microplásticos.

La autora del estudio, Imogen Napper, subraya que

«las afirmaciones sobre la degradación de cualquier producto deben estar ligadas a estándares apropiados relativos al medio que lo recibirá (aire, tierra, agua) y los tiempos a los que se refieren las alegaciones».

Napper&Thompson, 2019

Cómo hacemos los experimentos

La lombricomposta tiene 5 niveles, así que podemos ir insertando diversos materiales en los diferentes niveles para darles seguimiento. Con algunas piezas insertas en la lombricomposta, por fuera se ve así:

Desde 2019 también llevamos un registro escrito de qué materiales hay en cada bandeja de la lombricomposta porque constatamos que las etiquetas sobre cinta masking se deterioraban más rápido que los bioplásticos bajo investigación.

A continuación pueden ver cómo van los diferentes materiales en sus procesos de descomposición (o no van).

Nota: Algunos materiales también se incorporaron a la composta SIRDO (bacterias xochimilcas) pero como esta se revuelve con más frecuencia y es mucho más grande, se ha hecho más dificil darle seguimiento a las piezas, así que esos resultados son menos seguros. (Es decir: si no encuentro la pieza puede ser simplemente que no la encuentro).

Los experimentos de Zurciendo el Planeta

Bolsa de Wave Ecosolutions

En julio 2018, recibimos una bolsa de Wave Ecosolutions para ver si se descomponía

  • No se descompuso en 6 meses en la lombricomposta.
  • Si se deshizo en agua caliente.
  • En febrero 2022, después de 42 meses (3 años y medio) ya no la encontramos en la composta

Para ver los resultados a más detalle, pica aquí.

Cucharitas de madera (tipo para helado)

El 06.04.2019 entraron a la lombricomposta 2 cucharitas de madera sencillas. A un par de meses se fragmentaron y ya no pudimos darles seguimiento a las astillitas porque no se distinguían de algunas ramitas y material pequeño de poda que agregamos a la lombricomposta. Es decir: se biodegradaron muy pronto.

Plato de cartón

Este plato de cartón se degradó completamente en menos de 4 meses.

Cubiertos y platos de fécula de maíz

Los utensilios de fécula de maíz… no se degradaron en 36 meses. Seguimos observándolos.

Ensaladera de bagazo de trigo (base) y tapa de PLA

El 22.02.2019 metimos a la lombricomposta una ensaladera de bagazo de trigo (base) y tapa de PLA de marca World Centric. El bagazo se biodegradó enseguida. La tapa de PLA no se biodegradó. A 9 meses se estaba rompiendo en pedazos cada vez más pequeños y fue retirada de la lombricomposta.

Empaques de Bioproducts de PLA + papel

Varias muestras de empaques de Bioproducts entraron a la composta. La parte de papel se biodegradó enseguida. El PLA no se degradó en 3 años. Siguen en la lombricomposta.

Toallita femenina de femme.mx

Lleva 34 meses en la lombricomposta y seguimos esperando.

«Empaque biodegradable» de Paleta Payaso de Ricolino

Lleva 18 meses en la lombricomposta y se ve y se siente como nuevo.

Vasito de PLA

Un vasito de PLA de origen vegetal lleva 34 meses en la lombricomposta y está roto pero la materia no se ha descompuesto.

Vasito de cartón con película vegetal y tapa de PLA

El cartón del vasito se biodegradó muy pronto pero la película impermeable y la tapa de PLA duraron mucho más. La tapa de PLA sigue en la lombricomposta.

Popote de aceite de palma

El popote inició en la lombricomposta en el 06.04.2019 en su envoltorio típico. En 34 meses no se alteró para nada. El 08.02.2022 le quitamos el envoltorio de PLA para volverlo a introducir a la lombricomposta.

07.02.2022 Popote y removedores sin alteraciones después de 34 meses

Removedores (tipo de plástico desconocido)

Los removedores entraron a la composta el 06.04.2019. En 34 meses no se han alterado en nada.

Pañales

Hasta ahora hemos puesto a prueba 2 pañales.

Pañal Bambus

En 7 meses el pañal de muestra de Bambus en la lombricomposta se había descompuesto al 90% y solo quedaba la cinta de cierre. Lee más detalles aquí.

Lo que queda del pañal Bambus a 22.09.2019 (7 meses en la composta)

Pañal Biobaby

Después de casi 3 años, el pañal Biobaby, no se ha descompuesto. Sigue en la lombricomposta.

07.02.2022 Pañal BioBaby después de casi 3 años entre las lombrices

Un gran muestrario de «eco-plásticos»

A mediadios de febrero 2019 recibimos una donación de @pequenos_cambios_productos_bio para que los pusiéramos a prueba en la lombricomposta. Muchos de los materiales que reportamos son de esta donación. Aunque su cuenta de instagram no está activa, muchos de estos productos y otros similares se siguen vendiendo ampliamente en México.


Estoy despejando los niveles inferiores de la lombricomposta para hacer lugar para más piezas experimentales. Próximamente estarán entrando a la lombricomposta los siguientes materiales:

  • Agitador unicornio (50% plástico, 50% ecowan)
  • Servilletas Velty – de celulosa recuperada, sin cloro