Categorías
Ropa y telas Tutorial

Cómo remendar una playera

A las playeras amadas les pasan muchas cosas. Se enganchan y se agujerean y se les roen los cuellos. Aquí los invitamos a ver unos videos cortitos para atender cada uno de estos problemas.

Los hoyitos de las playeras

Cuellos de playera

¿Tienen más preguntas sobre remiendos? Pónganlas abajo en los comentarios para que sepamos qué quieren aprender.

Videos de Liliana Osnaya Soto
con las manos de Dora Napolitano

Categorías
Ropa y telas Tutorial

Cómo hacer un parche en unos jeans

Aquí pueden ver un tutorial de cómo remendar los jeans… fue grabado como un «live» que hicimos para el instagram de @verdepermuta así que resulta un poco largo. Chéquenlo y adelántenlo todo lo que quieran. Lo bueno es que va completo con errorcillos y cómo los corregí sobre la marcha.

Materiales

  • Pantalón de mezlilla (u otro de tela de algodón tejida) con agujero(s)
  • Pedazo de otro pantalón para hacer el parche (más grande que el agujero, por lo menos del tamaño de la zona gastada del pantalón)
  • Aguja
  • Hilo del color que gustes para tu diseño
  • Tijera

Mándennos preguntas específicas en los comentarios.

Texto y tutorial de Dora Napolitano

Categorías
Biodiversidad Noticia

Los árboles hablan

Llamado

a todxs lxs artistas, bordadorxs y ambientalistas de la Ciudad de México

a crear piezas por la tierra

Unanse a un proyecto textil para empoderarnos y expresarnos a través del bordado. El proyecto busca todas y todos lxs que quieran y puedan bordar un mensaje de esperanza e información ambiental. Usando hilo de colores, tela reciclada, imágenes y palabras crea una pieza que formará parte de una colección permanente de bordados por la tierra.

Expusimos las primeras piezas en el Parque Pascual Ortiz Rubio (Eje 7 Sur y Gabriel Mancera) el día de la tierra, 22 de abril de 2020, y en fechas futuras por definir (al regresar a la nueva normalidad después de los tiempos del Covid-19) se expondrán todos los bordados que se vayan sumando en diversos parques de la Ciudad de México.

Las reglas

  1. Usar tela reciclada porque la industria textil es muy dañina para el medio ambiente (lee más…)
  2. Diseñar un mensaje ambiental que crees es importante compartir y bordarlo sobre tu tela
  3. Enviar tu proyecto terminado a Zurciendo el planeta para que lo preparemos para instalación. Cuando lo tengas listo manda foto a dora@zurciendoelplaneta.org para recibir indicaciones de envío.

Dora, Ivonne y Liliana

Primera instalación, Día de la tierra, 22 de abril de 2020 (no hay gente porque es tiempo de contingencia)
Seguro tendrán preguntas. Checa las preguntas más frecuentes y si no está la tuya, escríbenos a dora@zurciendoelplaneta.org .
Categorías
Noticia

Preguntas frecuentes sobre «los árboles hablan»

El llamado a todxs a bordar por la tierra está aquí

¿Cómo empezó este proyecto?

Este proyecto nació como una iniciativa del Colectivo Zurciendo el Planeta con un grupo de bordadoras de la Casa del Tiempo de la UAM, pero ahora que se han tenido que suspender los talleres queremos abrirlo a todas y todos la(o)s bordadora(e)s y artistas textiles de la Ciudad de México (y el país si nos los pueden hacer llegar).

Bordando en la Casa del Tiempo, marzo 2020 (1 semana antes de la contingencia)
¿Qué bordo?

La idea de los bordados es que inspiren y empoderen tanto a sus creadoras como a los que los vean, sea por su mensaje informativo, por su alcance emocional o por lo llamativo de la manera en que se plantean. Te proponemos varias maneras de pensar en lo que puedes bordar:

  • piensa en un amigo o vecino que quisieras convencer de ser más cuidadoso con el planeta e imagina qué podría cambiarle la mirada (o uno que ya convenciste: qué fue lo que lo hizo cambiar)
  • imagínate que tu mensaje es la voz de los árboles: ¿qué dirían ante los problemas que hemos causado en el planeta?
  • Puedes consultarnos directamente si aun tienes duda
¿Algo así?
¿o así?

¿O algo diferente? En esta página puedes ver más ideas. Si estás en duda, comunícate con nosotras.

¿Cómo sé si mi tela sirve?

Para estos bordados casi cualquier tela sirve. Busca que sea una parte de algo viejo que aun tenga suficiente fuerza para ser expuesto en un árbol al aire libre. Por ejemplo, si tienes una sábana rota, es común que por los bordes esté mucho más resistente la tela (donde más se gasta es en el centro donde duerme la gente). Si tu tela es un pedazo de un pantalón de mezclilla, busca una sección que no esté muy dañada como el muslo o la pierna baja. Si es muy pequeño para el diseño que quieres hacer, puedes unir más de un pedazo.

Los colores claros son buenos para que se vean fácilmente pero una tela bien oscura bordada con hilo claro y tupido también se ve bien. La cosa es el contraste. Si tu tela de fondo tiene muchas figuras cuesta más trabajo destacar el bordado.

No recomendamos el uso de telas elásticas porque dificultan el bordado y la instalación en los árboles.

¿De qué tamaño debe ser?

En los bosques los árboles son de todos los tamaños. Igual nuestros bordados. Pueden ser 15 x 10 cm hasta 90 x 60cm.

Este que es inusualmente ancho, hay que darle la vuelta al árbol para apreciarlo todo.
¡¡Quiero participar pero no sé bordar!!

¡Tu si puedes! Saber bordar una frase es muy sencillo, no necesitas conocimientos especiales. (Cuando acabe la contingencia puedes venir a un taller y te enseñaremos más puntadas loquitas y divertidas.) Entre las fotos aquí hay unas hechas por principiantes y otras por veteranas del bordado. No te achiques. (Nosotras nos encargamos de ponerles a los bordados los bordes y tiras para instalarlos.)

Aquí va un instructivo para principiantes:

  • Hazte de una aguja, unos hilos de un color que te gusten y una tela.
  • Dibuja con lápiz o gis tu frase o diseño sobre la tela.
  • Corta un hilo del largo de tu brazo (más largo y se te enreda muy fácilmente).
  • Enhebra el hilo. Hazle un nudito pequeño.
  • Mete la aguja por la parte de atrás de tu tela en un extremo de la primera letra que vas a bordar. Viendo tu diseño vuelve a meter la aguja sobre tu letra a unos 5mm (no hace falta medir, es a ojo).
  • Otro pasito más allá y vuelve a subir tu aguja para volver a entrar a la tela.
  • Este punto se llama hilvanado y es muy sencillo. Puedes hacer todo tu diseño así. Si quieres que se marquen más las letras o el diseño puedes regresar por la misma letra rellenando los espacios entre las puntadas.

Estamos viendo la posibilidad de hacer un taller en linea… más próximamente…

Plan B: también puedes pintar, o usar una combinación de las dos técnicas.

¿Qué haremos con los bordados?

Los primeros bordados los instalamos en un parque de la Colonia del Valle Sur el Día de la Tierra (22 de abril). Con la contingencia de Covid-19 está complicado visitarlo, pero ahora tenemos más tiempo para hacer más bordados y tener un impacto mayor después de la contingencia.

Queremos juntar mas de 100 bordados para instalarlos de manera itinerante por toda la ciudad cuando se levante la contingencia. ¡Anímate!

¿Quién puede participar?

Cualquiera, todo el mundo, desde que pueda manejar una aguja sin lastimarse mucho. Solo pedimos que usen tela reciclada.

Más ejemplos

Categorías
Recetas ricas de ingredientes frescos Tutorial

Cómo blanquear las verduras para congelarlas

El blanqueado de las verduras es un tratamiento sencillo que permite congelar las verduras que no vayas a consumir inmediatamente para que no se echen a perder. Si metes la mayor parte de las verduras al congelador como vienen, cuando las busques van a estar en lamentable estado, cambiadas de color, sabor y textura y nada atractivas para consumir. El blanqueado ayuda a preservar todo eso!

Solo necesitas agua, hielo y una olla grande y un bol grande.

Paso a paso

Lava tus verduras (en mi caso unas acelgas arcoiris) y déjalas escurrir.

Si las quieres congelar precortadas (recomendable, para poder usarlas directamente del congelador), córtalas a la medida.

Pon una olla de agua a hervir y cuando esté en ebullición mete tu verdura. (Si es mucha puede ser en varias tandas.)

Déjala hervir el tiempo especificado en la lista a continuación (cada verdura tiene su tiempo).

  • Ejotes – 3 minutos
  • Brocoli (en pedazos de 2-3cm) – 2 minutos
  • Coliflor y col (en pedazos de 2-3cm) – 3 minutos
  • Hojas verdes (acelga, espinaca, kale) – 1-2 minutos
  • Chícharos (con vaina) – 2-3 minutos
  • Chícharos (sin vaina) – 1.5 minutos
  • Chayote (en pedazos de 2-3cm) – 2 minutos
  • Espárragos – 2-4 minutos según el grosor
  • Corazón de alcachofa – 6 minutos

(Minutos tomados de este artículo que incluye más verduras poco comunes en México.)

Luego retira la verdura de la olla (con pinzas o un colador), déjala escurrir brevemente sobre la olla y métela en agua con hielo unos minutos. Si no tienes agua con hielo puedes dejarla en agua fría. Se trata de enfriar rápido la verdura caliente para que no se siga cociendo, sino que se quede en un punto aun «crudo».

Ya fría es importante escurrir o estrujar (según la pieza) para retirar la mayor cantidad de agua de la verdura. Exceso de agua en el proceso de congelación reduce la calidad del producto congelado.

Luego lo guardas en un tuper etiquetado y los metes al congelador.

Las verduras congeladas son muy prácticas para agregar a guisados y platillos de todo tipo.

Por ejemplo…

A mi me encantan los huevos con acelga pero no consumo el manojo antes de que se empiece a poner feo. Así que esta técnica me viene perfecto. Cada desayuno que quiera agregarle acelga al huevo, saco una porción del congelador y ya está!

Huevos con acelga

Texto y fotos de Dora Napolitano, según las enseñanzas de Eleanor Heise en su casa de Tamarack Farm, Bristol, Quebec

Categorías
Biodiversidad Recetas ricas de ingredientes frescos

Compras locales a domicilio en tiempos de coronavirus

En esta entrada enlistamos iniciativas (permanentes y surgidas en respuesta al cierra de algunos tianguis orgánicos) para hacer tu pedido de comida local, agroecológica a domicilio.

Si tu tienes una iniciativa de reparto agroecológico que quisieras que mencionemos por favor comunícate con dora@zurciendoelplaneta.org

Salud

Ahora en tiempos de pandemia es más importante que nunca alimentarnos bien (además de mantener el aislamiento social y dormir bien) para que el cuerpo pueda responder de la manera más eficaz ante el contagio.

Eso quiere decir usar ingredientes de la mejor calidad posible y preparar comidas caseras (ve algunas recetas aquí). Por lo que les recomendamos siempre que puedan comprar productos agroecológicos que vienen sin agroquímicos (productos industriales algunos de los cuales pueden afectar el sistema inmune, endócrino y otros).

Además la agricultura agroecológica cuida y procura la tierra, construyendo y mejorando los suelos. Esto en contraste con la agricultura convencional donde los agroquímicos se aplican a los cultivos como pesticidas para matar fauna nociva pero también elimina toda la fauna benéfica, mucha microscópica, que contribuye a mejorar los suelos y la fertilidad de los mismos. La pérdida de fertilidad lleva a la necesidad de usar fertilizantes (más agroquímicos) que con frecuencia llegan a los ríos y provocan eutrofización (exceso de crecimiento de algunas plantas acuaticas que dejan sin oxígeno a otros organismos que se mueren o se van). Lee más sobre por qué importa si es orgánico.

Local

Es evidente para todos que uno de los grandes retos de esta pandemia será económica, porque muchos negocios y familias con trabajos informales están ya en serias dificultades.

Comprar local siempre es importante para que tus alimentos sean lo más frescos posibles y para reducir la huella ambiental del transporte de tu comida, pero en este momento se vuelve de preponderante importancia para que los recursos que tenemos las familias mexicanas se mantengan y circulen dentro de nuestras comunidades nacionales y no se vayan con las grandes empresas multinacionales («el supermercado»).

¿Dónde compro?

La Canasta de Clau es una iniciativa permanente para acercar productos sanos y sin agroquímicos a toda la población. Puedes revisar su lista de productos (correcta a principios de abril 2020) aquí. Tiene una gran selección de fruta y verdura, además de algunos lácteos, carne y pescado de buena crianza y abarrotes (como sal, arroz, frijoles). Pueden ver la lista completa aquí. Reparte en el sur de la ciudad (Tlalpan, Colonia del Valle, Coyoacán, Pedregal). Pueden hacer su pedido al whatsapp 55 4533 2414 o en el messenger.

Bio Orbis y el Garage Orgánico están colaborando para hacer entrega de productos agroecológicos de su red de productores locales mientras su tianguis de fin de semana está suspendido. Tienen mucha variedad de fruta, verdura y hortaliza (si no ves algo, pregunta, igual te lo pueden encontrar). También tienen algunos productos de limpieza sana y cervezas artesanales. Ve la lista completa aquí (correcta a 7 de abril 2020). Reparte en toda la ciudad con diferentes precios de entrega. Los pueden contactar en sus redes sociales, con este formulario en linea o al whatsapp: 55 1603 0192 para hacer pedidos.

Cooltiva es una iniciativa permanente que busca facilitar al mayor número de personas el acceso a una alimentación y productos que permitan una vida saludable y sustentable a la vez que promueve un pago justo a los productores locales. Pueden ver todos sus productos en su página web. Reparte en Benito Juárez, Cuauhtémoc, Miguel hidalgo y Cuajimalpa. Pueden hacer su pedido por la página web o al whatsapp 844 277 5449.

Abejas de Barrio es una iniciativa que instala colmenas para producir miel en las chinampas de Xochimilco. Ahora, durante la contingencia por Covid-19 también está colaborando con los agricultores de Xochimilco donde tienen las colmenas para hacer entregas a domicilio (vean el video). Reparten hortalizas y algunos otros productos a toda la ciudad. Se pueden comunicar con ellas a su cuenta de instagram. (Más datos próximamente.)

Categorías
Recetas ricas de ingredientes frescos

Cómo hacer un curry

No sé si esta técnica se aproxime a cómo hacen los curries de a de verás en la India, pero a mí me gusta como queda. Esta receta es en realidad una guía para que tu hagas un curry con las verduras que tengas en el refri y según el número de personas que vienen a comer.

Ingredientes
  • cebollas, cortadas a lo largo (1 cebolla grande por cada 2 comensales)
  • diversas verduras, las que tengas, cortadas en palitos (nosotros usamos puerro, zanahoria y chayote en esta ocasión). Desde luego, le van muy bien unos chiles!
  • leguminosa de tu elección, por ejemplo garbanzos, frijoles o lentejas (aquí usamos garbanzos remojados una noche y cocidos el día anterior). Lee más sobre cómo preparar los frijoles y otras leguminosas.
  • polvo de curry preparado (se encuentra en muchas tiendas a granel en CDMX) o una mezcla casera de las siguientes especies molidas: cúrcuma, comino, cardamomo, canela, semilla de mostaza
  • algún líquido: puede ser caldo de verduras, salsa de jitomate o una leche de coco (aquí usamos leche de coco)
  • sal y pimienta
  • aceite (el que tengas y uses comúnmente en tu casa)
Procedimiento

Pon el aceite a calentar y agrega la cebolla. Déjala sudar un rato (hasta 15 minutos).

Agrega una cucharada sopera de curry (o tu mezcla de especies) por cada cebolla que usaste. Tienes que estar revolviendo para que no se pegue al fondo.

Pica todas las verduras en la mejor aproximación de palitos que su forma permita.

Cuando la cebollas estén bien suavecitas, agrega todas las verduras y sal y pimienta al gusto. Si hay alguna que requiera mucha más cocción que las demás, agregarla primero. Si usas verduras como coliflor, incluso le puedes dar una mínima cocción previa en el horno o en agua hirviendo. Sin embargo, no se trata de suavizar todo. El chiste del curry es que las verduras como la zanahoria y el coliflor retengan un poquito de su textura. (Pero claro, cuando tu hagas la receta, puedes ajustarla como más te guste!)

Cuando ya todas las verduras estén bien mezcladas y ligeramente sofritas con las cebollas, agrega tus garbanzos (u otras leguminosas) con un poco de su líquido. Aquí agregamos el equivalente de 2 latas (pero solo la mitad del líquido).

Mezcla y agrega tu salsa (aquí, leche de coco) y vuelve a mezclar todo.

Cocina todo unos 5-10 minutos más. Observa, prueba y ya sabrás cuando está todo listo.

Sirve con arroz blanco y (si tienes) unos chapattis (o pan de pita).

Texto y fotos de Dora Napolitano


Regresa a ver los Platos fuertes

Regresa a ver Actividades felices para los tiempos del Covid-19

Categorías
Ropa y telas Tutorial

Cómo arreglar unos leggings

La ropa para niños es ahora tan «accesible» que poca gente se detiene a remendarla, pero a mi no me gusta fomentar una de las industrias más dañinas del planeta así que me he puesto a remendar pants y leggings elásticos. Mis niños gastan la ropa en ciertos lugares muy notorios; las rodillas son la zona más agujereada.

Los leggings (y en menor grado los pants) por su naturaleza son elásticos. Entonces las técnicas de parche que le van bien a un pantalón de mezclilla no sirven tan bien aquí.

Para hacer un parche en tela elástica necesitas:

  • otra tela similar con un peso y elasticidad parecidos. Guarda ropa vieja para parchar la siguiente generación; resulta muy simpático reencontrarse con un diseño de antaño. (Las estrellas de aquí arriba son de un pants de la hermana mayor.)
  • usar una puntada que también tenga más elasticidad, como un zigzag. Si quieres hacerlo a mano también se puede hacer puntadas elásticas como punto escapulario (herringbone stitch en inglés). El próximo legging que me toque remendar lo haré a mano para compartir las fotos.
Procedimiento

Como ejemplo, aquí vamos a remendar estos leggings con un agujero en cada rodilla…

Primero recorta la tela que vas a usar de parche a un tamaño que rebasa el hoyo con por lo menos 2cm de todos los lados. (Puede ser más grande si quieres.)

Ponlo en su lugar y fíjalo. Puede ser con alfileres pero como el siguiente paso en la máquina de coser presenta algunos retos les recomiendo hilvanarlo rápidamente con un hilo contrastante.

Ahora, lleva tus leggings a la máquina de coser. Elige el punto zig zag: ancho y largo de 3 o 4.

Tiene su complejidad porque los leggings infantiles son muy angostos y hay que ir con cuidado para no coser otros dobleces de la tela sin querer. Avancen despacito y deteniéndose para revisar que toda la tela está donde la quieras.

Por esta razón es mucho más fácil hacer un parche redondeado (como en este ejemplo) que las estrellas en los pants rojos.

Al final debería verse así:

Solo falta quitarle el hilvanado.

Recién terminado el remiendo, ya estaba nuevamente trepada en un árbol.

Texto y fotos de Dora Napolitano


Regresa a ver Cómo remendar

Regresa a ver Actividades felices para los tiempos del Covid-19

Categorías
Noticia

Cuidemos a los murciélagos durante la pandemia

La pandemia por el COVID-19 está ocasionando desesperación e incertidumbre global por las miles de muertes humanas y los cientos de miles de casos confirmados con esta enfermedad. Un 1/3 de la población mundial está aislamiento. Esto nos hace pensar a todos en cuál fue el origen de esta enfermedad y querer desaparecer ese «foco rojo».

Busca esta imagen en nuestras redes (FB, Instagram y Twitter) y comparte por favor.

Se sabe que el virus SARS-CoV-2 (que provoca la enfermedad llamada COVID-19) es de origen zoonótico (como todos los coronavirus, entre ellos los que causan un 15% de los resfríos estacionales). Una enfermedad zoonótica es una que de forma natural puede ser transmitida entre animales (los seres humanos también somos animales). Esto sucede cuando se encuentra fauna silvestre en contacto muy cercano por hacinamiento, como en los mercados de fauna silvestre viva (que existen en la China) donde se apilan las jaulas de animales vivos e inevitablemente se comparten todo tipo de fluidos corporales. Estas condiciones se dan exclusivamente por la manipulación de los humanos. Es decir:

la mera presencia en un lugar de fauna silvestre como los murciélagos no es un factor de riesgo.

Sin embargo en muchas partes de América Latina se han realizado acciones para exterminar a los murciélagos en el entorno. Tenemos informes de ataques a colonias de murciélagos en México y Perú (ver al final del artículo). Estas acciones no tienen ningún sentido ni sustento científico. No protegerán a la población humana e incluso podrían hacerle daño.

Lo que hay que saber sobre COVID-19 y su relación con los murciélagos

La evidencia indica que el SARS-CoV-2 posee aproximadamente un 80% de similitud con otros coronavirus encontrados en murciélagos nativos del área de Wuhan, China. Sin embargo, los murciélagos de nuestra zona no representan NINGÚN peligro, pues los murciélagos de distribución en México y América Latina no presentan tales patógenos. Además, como no toman aviones dificilmente se van a contagiar de los virus de otras especies de murciélagos en otras partes del mundo. Sin ayuda del hombre, la mayor parte de las especies no se juntan lo suficiente para intercambiar virus.

El hecho que el genoma del SARS-CoV-2 sea similar al que se encuentra en murciélagos de Wuhan no significa que el virus haya provenido directamente de ellos. De hecho es aun una teoría no probada. La diferencia del 20% restante del genoma que no tiene similitud con el virus encontrado en murciélagos sugiere más bien que el virus ha mutado durante su transferencia en otro animal intermediario. Hasta ahora no se tienen datos certeros.

Los virus se pueden transferir entre especies porque todos los seres vivos compartimos un antepasado común. Esto significa que compartimos también un código genético de base, que nos hace huéspedes viables para diferentes virus, aunque tienen que adaptarse (a veces mutando) a cada especie nueva que habitan. En general cuando un virus está bien adaptado a un huésped, casi no le provoca enfermedad. Cuando un virus brinca de una especie a otra es cuando tiene mayor probabilidad de causar estragos como es el caso ahora.

Actualmente, la mayoría de los casos de COVID-19 a nivel mundial son por transmisión humana. Por lo que debemos de dirigir nuestro esfuerzo y precaución hacia las medidas de higiene y sana distancia entre nosotros mismos no hacia acciones de exterminación de murciélagos.

Los murciélagos son benéficos para Homo sapiens

En lugar de ver a los murciélagos como enemigos, necesitamos fomentar en toda la población mayor comprensión de los servicios ecosistémicos esenciales que ofrecen al planeta (y al ser humano en específico).

  • Polinización: los murciélagos son unos de los principales polinizadores de plantas de importancia económica y ecológica como del mango, plátano, pitayas y los agaves que se usan en la producción de mezcal y tequila.
  • Controladores de poblaciones de insectos que pueden ser vectores de enfermedades como del dengue, zika y malaria
  • Controladores de poblaciones de insectos que pueden ser plagas en la agricultura
  • Ayudan a la regeneración natural de las selvas, ya que los murciélagos frugívoros son dispersadores de semillas.
Ve más información sobre murciélagos en Zurciendo el planeta

Es por eso que si le hacemos daño a los murciélagos por el miedo a contraer COVID-19 estamos atacando elementos fundamentales en nuestros ecosistemas que permiten el equilibrio natural y de los cuales dependemos y perdemos de vista lo más importante en este momento: evitar el contagio entre humanos.

Texto de Biól. Nayelli Rivera (especialista en murciélagos de México)


Reportes de ataques a murciélagos:

  • México – hay reportes informales, aun no en la prensa nacional, de ataques a refugios de murciélagos en diversas partes de la república.
  • Perú – el ataque a una cueva de murciélagos en Cajamarca, norte del Perú se ha difundido ampliamente en el mundo. Vela aquí.

Ideas de cómo ser feliz en los tiempos del coronavirus
Categorías
Recetas ricas de ingredientes frescos

Lasaña de berenjena

El secreto de esta receta está en la calidad de tu salsa de jitomate, sea casera o comprada.

Ingredientes
  • Rodajas delgadas de 1 berenjena grande
  • Queso mozzarella, manchego o Oaxaca
  • Salsa de jitomate condimentada
  • Albahaca

Necesitarás también un pyrex para horno de microondas

Procedimiento

Haz una cama de berenjena, salsa de jitomate, albahaca y queso. Repetir 3 veces, una encima de otra.

Capa de berenjena y salsa de jitomate
Capa de queso… repetir…

Tapar de manera suelta con un cubreplatos para microondas o con una tapa de plástico de un tuper. No debe sellar, sino solo cubrir. Es importante que tenga respiraderos.

Meter al micro 12 minutos.

Queda buenísima y está lista en 15 minutos.

¡A cómer!

Texto de Begoña Martínez y fotos de Dora Napolitano


Regresa a ver los Platos fuertes

Regresa a ver Actividades felices para los tiempos del Covid-19