Categorías
Noticia

Pie de lentejas

Esta receta la hago al día siguiente que preparé lentejas y sobraron bastantes. Es un favorito en casa.

Pie de lentejas con sobras de pollo y papa

Ingredientes

Para la masa:

  • 200g harina (1.25 tazas)
  • pizca de sal
  • 155g mantequilla (media taza) fría cortada en cubitos
  • media cucharadita de vinagre
  • 3-4 cucharadas de agua enfriada (métela al congelador unos minutos mientas juntas tus ingredientes)
  • además viene muy bien un poco de papel de aluminio o papel de hornear y unas pesas de horno (puedes sin problema usar frijoles o arroz, no se necesita nada muy especial aunque existen unas pesas de cerámica para cocinar). Si no tienes estos, no te preocupes, yo he hecho este pie sin papel ni pesas.

Para el relleno:

  • lentejas que sobraron, preparadas según la receta que uses. Necesitas que tengan un poquito de agua para que no se peguen al recalentarlas. Si están muy secas, agrégales agua (o caldo, si tienes) si están muy aguadas, retira un poco de agua.
  • otras sobras como carne y verduras
  • 2 cucharadas de harina de trigo o de maíz, como espesante
  • unos 400ml de crema

Procedimiento

  1. Prende el horno a 200 grados centígrados.
  2. Primero prepara la masa: en un bowl combina la harina y la sal. Agrega los cubitos de mantequilla y combina con una espátula hasta que la mantequilla se empieza a incorporar (está en trocitos más chicos).
  3. Agrega el vinagre y revuelve más.
  4. Agrega 1 o 2 cucharadas del agua fría y mezcla y combina tus ingredientes. Debería empezarse a formar una masa. Si ya se aglutina en una sola, no le agregues el resto del agua. Si la sientes muy seca y no está haciendo una sola, agrega otra cucharada. Ojo: agrega de a poquito porque no quieres pasarte de humedad y es fácil.
  5. Generalmente se recomienda amasar MUY LIGERAMENTE para unificar la masa y cubrir en plástico y refrigerar mínimo 30 minutos (o puede ser toda la noche). Cuando tengo tiempo de refrigerar la masa la pongo en un tuper (no tengo plástico desechable en casa!!) pero también la he hecho sin refrigerar. Puede romperse o pegarse más la masa al no estar fría, pero la puedes «rearmar» al ponerla en el molde. Total va a quedar toda escondida debajo del relleno. (No tan profesional pero igual de rico.)
  6. Si deseas esta masa también se puede congelar y dura hasta 3 meses en el congelador. Cuando la quieras volver a usar descongélala en el refri unas 8 horas antes de usarla para cocinar.
  7. Engrasa con mantequilla el molde en la que vas a hacer el pie.
  8. Espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y aplana la masa con un palo de amasar. Es importante levantarla y voltearla con frecuencia para que no se pegue a medida que la extiendes. Si se está pegando agregar una espolvoreada de harina (también sobre el palo de amasar). Pero no demasiada harina, porque se seca la masa.
  9. Pon la masa sobre el molde. Esto puede parece complicado si está grande y finita la masa. Yo suelo doblarla dos veces (a la mitad, y luego otra vez a la mitad) y pongo la punta de los dobleces en el centro de mi molde y desdoblo con cuidado.
  10. Acomoda la masa para que siga toda la forma y profundidad del molde. Normalmente me sobran partes de la masa en la parte alta del molde. Estas las puedes recortar para usar luego en la parte de arriba de tu pie. (No te preocupes si no te sobran, todo depende de la proporción masa a molde.)
  11. Pica todo el fondo de la masa con un tenedor.
  12. Pon una hoja de papel de hornear o papel de aluminio sobre la masa y un kilo de frijoles encima y mételos todos al horno para pre cocer la masa. 15 minutos suele ser suficiente.
  13. Regresamos con las lentejas y agregados: pon tus lentejas a calentar a fuego lento.
  14. Si tienes otras sobras compatibles puedes agregarlas al guisado. Yo he agregado en ocasiones sobras de carne (deshebrada), papas y otras verduras. Esto es especialmente útil si sobraron relativamente pocas lentejas para las personas que vienen a comer. Recuerda: se trata de aprovechar todo.
  15. Quieres que este guiso este húmedo pero no muy aguado. Solo con un poco de agua en el fondo de la cacerola.
  16. Le agregamos las 2 cucharadas de harina para espesar la salsa.
  17. Agrega la mitad de la crema. Mezcla y prueba. Cuánta crema le vaya bien depende mucho de cómo y cuanto tienes de lentejas y demás sobras. Esto varía en cada preparación.
  18. Sal y pimienta al gusto
  19. Cuando la masa salga del horno quita el papel y los frijoles (junta las 4 esquinas del papel con cuidado y retira papel y pesas juntos).
  20. Rellena el pie con el guisado de lentejas.
  21. Según cuánta masa sobró antes, puedes hacer una tapa o simplemente unas tiras de masa para ponerle encima.
  22. Mete al horno 25 minutos.
  23. Retira del horno y sirve con una ensalada (o lo que tengas de verdura fresca).
¡A comer!

Receta, texto y fotos de Dora Napolitano

Categorías
Biodiversidad Casa y jardín Tutorial

Las velas de cera de abeja

La cera de abeja es una materia renovable en principio pero también muy difícil de producir.

Imagen de Pixabay en Pexels

Para producir medio kilo de cera, las abejas deben consumir 3 a 5 kg de miel, lo cual implica visitar 30 millones de flores.

¿Cómo hacen cera las abejas? Las abejas más jóvenes se juntan para aumentar su temperatura. De unas glándulas debajo de sus abdómenes empiezan a crear puntitos de cera de 1mm y otras trabajadoras las recogen para usarla en la construcción de la colmena. Fuente.

Todos los productos que a los humanos nos gusta aprovechar de la colmena le cuestan mucho trabajo a estos pequeños insectos comunitarios que están en problemas por la manera en la que el ser humano se conduce con tantos contaminantes en el medio ambiente, y la agricultura industrial, con monocultivos (muchos sin floración) y fertilizantes y pesticidas.

Realmente, después de una evaluación de varias opciones, llegamos a la conclusión que no hay ninguna vela que sea sostenible para uso cotidiano. Lee más sobre las velas comunes, las de soya y de palma…

Sin embargo, si solo necesitas unas pocas velas al año, quizá las velas de cera de abeja sean de las menos contaminantes. Yo hice estas con la idea que me sirvan para mi Altar de muertos durante varios años.

Cómo hacer velas de cera de abeja

Materiales
  • Cera de abeja (con aproximadamente 700g hicimos 4 velas en frascos pequeños). Puedes comprarla con Abejas de Barrio
  • Frascos pequeños de re-uso
  • Un hilo grueso 100% de algodón u otra fibra natural (no lo he intentado pero seguramente funcione también con yute por ejemplo, haz una prueba antes de hacer varias). Asegúrate que no tenga otro material combinado; no quieres estar respirando humo de poliester cuando prendas tus velas. Yo usé una cuerda delgada que encontré en la casa, pero le tuve que retirar unos hilos plásticos que tenía en el centro para dejar solo el algodón exterior.
  • Unos palitos de re-uso o lápices (los podrás seguir usando después)
Instrucciones
  1. La cera de abeja suele venir en unos bloques grandes. Corta lajas con un cuchillo filoso o ralla la cera.

2. Ponlos a derretir a baño maría. Si no tienes una olla especial puedes poner un pyrex de vidrio o un bowl de metal adentro de una ollita de agua caliente.

3. Corta unos pabilos unos centímetros más largos que la altura de tus frascos. Y sumérgelos en la cera líquida y retíralos para que enfríe y se solidifiquen. Tener el pabilo recubierto de cera hace que quemen mejor luego.

4. Enrolla o anuda tu pabilo a un palito (o lápiz) y suspéndelo dentro de cada frasco.

5. Cuando toda la cera se ha derretido, viertela con cuidado dentro del frasco

6. Déjala enfriar y tus velas ya están listas!

7. Retira los lápices y corta el pabilo a 1cm o menos antes de encender tu vela.

Es normal que al enfriar la cera se achique así que puedes ver que se forman huecos en la superficie de tus velas. A la primera prendida estas desaparecen y se empareja la superficie de la vela.

Para quitar la cera de tus utensilio

Después de hacer tus velas quizá tengas algunos utensilios encerados. Puedes prender el horno. Cuando llega a 100 grados, pon una charola con periódico y tus utensilios (como cuchillo, cuchara con la revolviste, el bowl en el que derretiste la cera) y APAGA EL HORNO. Con el calor residual debería derretirse muy pronto la cera y puedes escurrirla a un recipiente para guardarla o retirarla con una servilleta de papel que puede ir a la composta.

Texto y fotos de Dora Napolitano

Categorías
Casa y jardín Cero basura Noticia

¿Las velas pueden ser ecológicas?

Habrá quien se pregunte ¿qué, las velas no son ecológicas? Las velas normales blancas de las veladoras son de parafina, que es un derivado del petróleo.

Foto de Mohammad Reza Fathian en Pexels

Si solo prendes una vela de vez en cuando, no te hará mucho daño, pero un estudio de la Universidad de Maastricht (de Kok et al, 2004) indica que la contaminación del aire en las iglesias con muchas velas es peor que al lado de una vialidad principal. Otro estudio de la Universidad de South Carolina (Massoudi & Hamidi, 2009) demostró que “Las velas de parafina que probamos liberaron químicos indeseables en el aire [como arcanos, alquenos and tolueno]. Para una persona que prende una vela cada día durante años o simplemente las usa seguido, la inhalación de estos contaminantes peligrosos en el aire podría contribuir a que desarrolle riesgos de salud como el cáncer, alergias comunes o asma” dijo el Dr Massoudi.

Estos comentarios sobre toxicidad son sin considerar los aditivos de fragancia que se le agregan a muchas velas comerciales (lee más sobre por qué la “fragancia” no es buena idea).

Además: al ser un derivado del petróleo, la parafina no es biodegradable.

Opciones “eco” – aceites vegetales

Hay ahora algunas velas “eco” que son de cera hecha con aceite de palma o aceite de soya. Ambos aceites (y sus ceras) son productos vegetales y por ende biodegradables y mucho menos contaminantes (el Dr Massoudi los comparó en su estudio). 

Sin embargo la expansion del monocultivo de palma aceitera está contribuyendo a la destrucción de las selvas en Asia, América Latina y África con toda su flora y fauna y servicios ecosistémicos asociados y los intentos de regular la industria no han sido muy exitosos (lee más sobre el aceite de palma). 

Una plantación de palma aceitera (Foto de Ihsan Aditya en Pexels)

El monocultivo masivo de soya (mayoritariamente transgénica) también está contribuyendo a la destrucción de ecosistemas en muchas partes del mundo (los tres países con mayor producción son Brasil, EEUU y la Argentina). Un ejemplo.

Entonces las velas de aceite de palma y soya son más limpias pero tampoco muy eco porque se vuelve muy difícil de dar seguimiento al origen preciso de las materias primas.

Yo no quise entrarle a ninguna de estas dos porque la destrucción de los bosques nativos, invasion de territorios indígenas y destrucción del suelo fértil son tres de mis áreas no negociables. Si tu decides comprar velas de soya o palma, procura que por lo menos tengan certificación de parte de: 

Aunque estas certificaciones tienen sus problemas.

Velas de cera de abeja

Entonces decidí probar hacer unas velas de cera de abeja para nuestro altar de muertos. 

Imagen de David Hablützel en Pexels

No es una solución perfecta porque siguen soltando humo y la materia prima es un material que —aunque es renovable— es de producción muy trabajosa de parte de unos insectos que están en peligro de extinción. Lee más sobre las abejas

Cómo hacen cera las abejas

Según la Asociación de Apicultores de Gran Bretaña, para producir medio kilo de cera, las abejas deben consumir 3 a 5 kg de miel. ¿Cómo hacen la cera? Aparentemente las abejas más jóvenes se juntan para aumentar su temperatura. De unas glándulas debajo de sus abdómenes empiezan a crear puntitos de cera de 1mm y otras trabajadoras las recogen para usarla en la construcción de la colmena.

Siendo un producto tan precioso y trabajoso de obtener, y sabiendo que las abejas están en problemas en todo el mundo, debemos de cuidar la cera de abeja y no contribuir a que la demanda lleve a la sobre explotación de las abejas (cosa que ya sucede en la producción industrial de miel).

Mi conclusión hasta aquí es que realmente no hay ninguna vela sostenible para uso constante y cotidiano.


Toda esta reflexión surge porque se acerca el Día de muertos y no quería comprar veladoras «desechables» de parafina para el altar. Después de esta investigación concluí: la verdad en mi casa solo usamos velas para Día de muertos y si hacemos unas buenas de cera de abeja probablemente nos duren varios años, así que decidí que sí era un uso aceptable de una materia tan preciada. Al hacerlas nosotros mismos, comprándoles a Abejas de Barrio, además fue una actividad mucho más significativa que una compra anónima en el supermercado de un paquete de 20 velas iguales. Con unos 350g hicimos 4 velas pequeñas en frascos reciclados que nos durarán varios años.

Tutorial para hacer velas con cera de abeja

Texto y última foto de Dora Napolitano

Categorías
Casa y jardín Recetas ricas de ingredientes frescos Tutorial

Cómo hacer sidra en casa

Así como podemos hacer vinagre casero, también se puede hacer sidra en casa. Lo típico es hacerla con manzanas pero en esta ocasión recibimos un regalo de varios kilos de peras así que la hicimos con pera. Pueden sustituir con cualquier fruta jugosa y hacer experimentos de sidras con diversas frutas.

Materiales
  • frascos (de reuso es perfecto) o una botella grande de vidrio
  • cuchillo
  • extractor de jugos (si no tienes, pide uno prestado antes de comprar)
  • trampa de aire (airlock) o puedes hacer una con una manguerita y una tapa con un hoyito

Nota: no conviene comprar herramientas cuando estás experimentando. Usa prestado e improvisa. Si ya te encanta el proceso y el producto y quieres hacerlo seguido, ya será momento de invertir en las piezas que hagan falta.

Procedimiento

1. Esteriliza tus frascos: Lava bien más frascos de los que crees que vayas a ocupar. Es difícil calcular cuantos necesitarás la primera vez que haces esta receta pero no hay problema si te sobran, pero no es conveniente que te falten frascos. Hierve agua y dales una o dos enjuagadas con agua hirviendo (cuidado de no quemarse, usa guantes de cocina o detén el frasco con un trapo!). Deja secar en un lugar limpio.

2. Lava la fruta con agua potable para quitar tierra e insectos. No es conveniente usar jabón o desinfectarla porque esto matará a las levaduras naturales de la piel de la fruta. Por lo mismo, conviene que tu fruta sea de un huerto donde no se aplican pesticidas de ningún tipo.

3. Corta la fruta para retirar el corazón. No se pela porque el microbioma que hay sobre la piel ayuda al proceso de fermentación. Por eso: prefiere siempre fruta agroecológica o orgánica (sin agroquímicos).

4. Pasa la fruta por un extractor

5. El bagazo o sólido que recoges del extractor lo puedes guardar (congelado) para usar en galletas y muffins. Es fibra con azúcar de la fruta (un tipo de fructosa, mucho más sana que el azúcar refinada) y otras vitaminas y minerales traza que contiene la fruta.

6. El líquido (el jugo) lo metes en los frascos esterilizados. Es buena idea colarlo antes de pasar a los frascos (pero en las fotos yo no lo colé).

Nuestras peras nos dieron unos 3L de jugo

7. Cubre simplemente con tela o tul para que no puedan llegar las mosquitas o esporas de hongos.

Los frascos envueltos en un trapo de cocina y cubiertos con tul para que no lleguen las mosquitas de la fruta

8. Deja estar 3-4 días con los frascos destapados pero cubiertos con tela, y revuelve el jugo 2-3 veces por día para que las bacterias y levaduras naturales de la fruta tengan oxígeno. Notarás que empieza a oler a fermento y quizás veas que produce burbujitas. ¡Esto es muy bueno!

9. Al tercer o cuarto día tapa los frascos y ponles una trampa de agua para que se escapen los gases pero no entre aire. Quizá ya tengas una (también conocidas como «airlock») pero nosotros improvisamos 2 con un par de tapas que tenían hoyos, agregando una manguerita y sellándola con silicón multiusos.

Dos tapas con manguera (se está secando el silicón que sella la unión)

En los primeros 3-4 días (paso 8) sucede la mayor parte de la fermentación. Después suele ir bajando el ritmo de fermentación. La trampa de aire es principalmente para evitar que se contamine mientras continua el proceso más lento de fermentación.

Trampa de aire casera (asegurate que la maguerita quede bien sumergida en el agua). Aquí se ve mucho sedimento porque no colé el jugo antes de dejarlo fermentar.

10. Dejar los frascos con trampa de aire durante 2 a 3 semanas. Si detectas que se alenta mucho la fermentación (no produce burbujas la manguerita) puedes agregar un poco de azúcar o miel (de preferencia no pasteurizada). Esto también aumentará la producción de alcohol, así que tenlo en cuenta si no quieres que tenga un grado muy alto.

Sidra de manzana de Liliana, fermentando con trampa de aire comprada (en Amazon)

A las 3 semanas puedes embotellar tu sidra y meterla al refrigerador.

Receta de Liliana Osnaya, texto de Dora Napolitano

Categorías
Casa y jardín

Sobre diferentes compostas

Un experimento

Siempre he tenido curiosidad por saber qué tan diferentes son para las plantas mis diferentes compostas. Así que hice el siguiente experimento.

Método

Preparé sustrato (tierra, fibra de coco y agrolita) y preparé 3 botes diferentes. A cada uno le agregué la misma proporción de composta (1/3), pero a cada una, un tipo diferente de composta. En cada bote planté un jitomatito germinado de semillas agroecológicas.

Las compostas

Lombricomposta – humus de lombriz, las excretas de las lombrices que consumen los desechos de mi cocina y un poco de cartón y papel estraza (o kraft, como de las bolsas de pan) 

Composta sirdo – una composta con inóculo de bacterias chinamperas (aisladas en Xochimilco) donde agrego desechos de mi cocina y algo de materia seca como hojarasca y aserrín

Composta seca – una composta hecha en una maceta grande de plástico, con capas de tierra, materia seca (incluye hojarasca, aserrín, cartón) y desechos de la cocina. [Ver abajo la nota sobre composta seca.]

Resultado a un mes

Un mes después del trasplante los jitomates se ven así:

Aparentemente los jitomates con lombricomposta son los más felices…

¿Qué significan estos resultados?

Lo que metemos a cada composta es similar: desechos de la cocina, materia seca (como papel kraft, cartón, hojarasca, aserrín). ¿Por qué no es igual el resultado?

Mi interpretación es la siguiente: las «otras» compostas no son menos buenas que la lombricomposta, sino menos concentradas. Es decir que tienen menos concentrado de nutrientes. Lo que agregan las lombrices californianas al proceso es una capacidad mayor de descomposición de los componentes de los desechos para que los nutrientes estén disponibles a las plantas.

Conclusión

Entonces si tu no tienes lombricomposta sino composta seca o sirdo, probablemente tengas que aumentar la proporción de “composta” en tu sustrato a la mitad o más. 


Nota sobre composta seca

La tierra que agregas es importante. La “receta” de composta seca que usamos en este experimento incluía buena parte (más o menos 1/3) de tierra arcillosa de mi patio que probablemente tenía pocos nutrientes para empezar. El sistema de composta seca que apliqué podría más bien llamarse un «mejorado» de tierra. Entonces estoy pensando que podría usar esa misma tierra para volver a compostar otra maceta de desechos de cocina y se mejoraría aun más.

Hay otra opción de hacer composta seca que es SIN tierra. Esta tendría un contenido más concentrado de nutrientes (más parecido al producto de la composta SIRDO).

¡Recuerda siempre que las compostas necesitan MUCHA aereación! Si haces composta seca (con o sin tierra) en un bote de plástico tendrás que sacarla a airear con frecuencia (idealmente varias veces por semana). Si tienes una maceta de barro grande y NO impermeabilizada, esta es una mejor opción porque permite la aireación pero no da acceso a las mosquitas (estas no son malas para la composta pero pueden ser molestas). Como sea, necesitan tapa para que no les caiga la lluvia.

Categorías
Noticia

Miga Panadería Artesanal

En esta entrada damos a conocer una pequeña panadería artesanal en la ciudad de México, en las palabras de la fundadora

Miga Panadería Artesanal surge en 2017 de la pasión por el buen pan y los alimentos elaborados con gusto y conciencia. 

El producto que ofrecemos se caracteriza por su sabor, resultado de la alta calidad de los ingredientes y los procesos largos de fermentación, razón por la cual manejamos pequeñas producciones y solicitamos los pedidos con anticipación.

Combinamos técnicas ancestrales y modernas con delicadeza para obtener sabores, texturas y composición que consientan el paladar y cuiden la salud de los tuyos.

Los principios de panadería artesanal a los que nos apegamos:

  • Masa madre de cultivo de 4 años de edad
  • Amasado lento
  • Fermentaciones largas
  • Sin conservadores
  • Sin mejorantes
  • Sin margarinas
  • Pequeñas producciones

Creemos que la experiencia de compra y entrega es un proceso sencillo que implica comunicación clara con los clientes, así como respeto a los tiempos de fermentación, a los tiempos de pedido y de entrega. Nos gusta tener trato directo con los clientes para conocer sus opiniones y preferencias, por lo que la manera de hacer pedidos es a través de un mensaje de WhatsApp y para la entrega (que hacemos de manera personal), siempre confirmamos un día antes por la misma vía.

Actualmente somos sólo dos integrantes del equipo, Aixchel y Daniel, bióloga y geógrafo de profesión, y nuestro taller se encuentra en el sur de la cuidad. En cada producción cuidamos todos los detalles, desde los insumos hasta el ánimo con el que se realiza el pan. Nos interesa que el sabor y calidad de nuestro producto “hablen por sí mismos” de tal forma que los sentidos de quien lo prueba puedan comprobar su excelencia.

Por Aixchel Sánchez Ortiz


Ve la carta de pan aquí o haz un pedido al 55 6075 9244 (whatsapp o llamada)

Reciben los pedidos los lunes hasta 9pm y entregan los jueves.

Reparten en el sur de la ciudad (Del Valle, Narvarte, Álamos, Portales, Ermita, General Anaya, Taxqueña, Coyoacan Centro, Copilco, San Angel, San José Insurgentes, Jardines del Pedregal, San Jerónimo, U.H. Villa Olímpica, Fuentes Brotantes, Tlalpan Centro) y la entrega es gratis si pides más de $300.

Recomendación de la editora: por lo que los panes no tienen conservadores, yo suelo congelar una parte de mi pedido semanal para que se mantenga fresco hasta que quiera consumirlo.

Categorías
Ropa y telas Talleres Tutorial

Talleres de remiendo

Aquí estaremos subiendo las grabaciones de los talleres de remiendo para los interesadXs que no puedan conectarse en vivo.

Si te interesan y te quieres inscribir al taller para participar en las sesiones en vivo, por favor envía un correo a zurciendoelplaneta@gmail.com

Cómo poner un parche en un pantalón (10.07.2020)
Cómo hacer un diseño tipo sashiko (22.07.2020)
Algunos remiendos prácticos – e invisibles si así los quieres (17.08.2020)

En esta sesión vimos botones (0:6:23), cómo subir un dobladillo conservando el acabado original del pantalón (0:22:40) y cómo hacer un remiendo de un dobladillos deshilachado (0:36:52).

Algunos remiendos prácticos 2 (algunos invisibles) (19.08.2020)

[Para acelerar el proceso de subir las sesiones desde esta fecha decidimos solo subir los tutoriales.]

En este video verás cómo voltear un cuello (invisible), cómo ajustar cinturas (invisible) y cómo ampliar un pantalón (más divertido y colorido!).

Cómo remendar calcetines (14.09.2020)

En el video que sigue pueden aprender dos puntadas para remendar calcetines que quedan lisas y cómodas por dentro y por fuera, como constataron varias personas durante el taller!!

Cómo zurcir los suéteres y otras prendas tejidas (16.09.2020)
Cómo cambiar (y poner) un cierre … y una compostura de mochila (12.10.2020)
Categorías
Noticia

Talleres de recreación con tela reciclada

Aquí estaremos subiendo las grabaciones de los talleres de recreación con tela reciclada para los interesadXs que no puedan conectarse en vivo.

Si te interesan y te quieres inscribir al taller para participar en las sesiones en vivo, por favor envía un correo a zurciendoelplaneta@gmail.com

Introducción a la máquina de coser y 2 proyectos sencillos (6 de julio, 2020)
Segunda sesión: Cómo hacer una bolsita de jareta (20 de julio, 2020)
Cómo hacer un cubrebocas (3 y 5 de agosto, 2020)

Hicimos dos sesiones del taller para ver dos modelos diferentes de cubrebocas. Para que ustedes puedan ver (y hacer) ambos desde un mismo video, juntamos las dos sesiones en un video. Si quieren ir directo a los tutoriales el primero está en el minuto 3:26 y el segundo está en el minuto 1:34:32. Ahí nos ponen en los comentarios (abajo o en youtube) cual les gustó más!

De aquí en adelante vamos a subir solo los tutoriales para acelerar el proceso de compartir las sesiones.

Una propuesta para intervenir una playera (31.08.2020)

Una «bolsa de origami» (02.09.2020)

Hecha con tela de blusa, vestido y sábana…

Retacería

Los siguientes videos son de los tres talleres en los que nos enfocamos específicamente en técnicas de armado y acabado de retacería (también conocido como «patchwork» pero ¡preferimos el término en español porque hablamos español!).

En el taller del 28 de septiembre hablamos de por qué es algo maravilloso trabajar con retacería: los recuerdos que conserva, la belleza, el ahorro, el rescate de toda esa tela que si no se va a la basura y sobre todo la posibilidad que te da de personalización, y de imprimir tu identidad en las piezas que crees.

En la segunda sesión (30.09.2020) compartimos ejemplos entre todas de cosas que hemos creado!! Después vimos algunas técnicas de armado y hablamos del «quilteado» o acolchado, que es diferente de la retacería pero es una técnica que con frecuencia se usa en conjunto con la retacería. Hicimos una demostración de como terminar con una colcha en chiquito. Ivonne nos mostró el trabajo de Rosie Lee Tomkins que pueden revisar en este enlace.

El video es un resumen de la sesión.

En la tercera sesión de retacería (14.10.2020) vimos cómo hacer una bolsa con tu armado de retazos, cómo hacer cinta al bies y cómo usarla para terminar una colcha. Aquí están los tutoriales:

Cómo reusar tus playeras viejas que ya no se pueden regalar (26.10.2020)

próximamente

Categorías
Noticia

Talleres de bordado artivista

Aquí estaremos subiendo las grabaciones de los talleres de bordado artivista para los interesadXs que no puedan conectarse en vivo.

Si te interesan y te quieres inscribir al taller para participar en las sesiones en vivo, por favor envía un correo a zurciendoelplaneta@gmail.com

Sesiones 1 & 2 (01.07.2020)

Sesión 3 (15.07.2020)

Sesión 4 (29.07.2020)

Para esta sesión van solo los tutoriales: punto cadena, cómo hacer letras, algunas puntadas de relleno y letras aplicadas (con otra tela).

Sesión 5 (12.08.2020)

Categorías
Noticia

Talleres de huerto urbano

Las grabaciones a continuación son las sesiones del taller de huerto urbano que llevamos acabo de manera virtual como parte del Proyecto Costuras ecológicas y huerto urbano en junio-noviembre 2020.

Si te interesan y te quieres inscribir al taller para participar en las sesiones en vivo, por favor envía un correo a zurciendoelplaneta@gmail.com

Cómo hacer composta en un departamento (29.06.20)
Preguntas y respuestas sobre la composta (03.07.20)
Cómo preparar macetas y tierra con lo que tenemos en casa (13.07.20)
Siembra sin semillas (27.07.20)
Siembra con semillas (10.08.20)
Avances de los huertos de todXs (24.08.20)
Plagas (07.09.2020)

Mini serie sobre acuaponia

A continuación van las 3 sesiones de acuaponia:

Acuaponia 1 (21.09.2020)
Acuaponia 2 (05.10.2020)
Acuaponia 3 (19.10.2020)

próximamente