Categorías
Colectiva

Optimismo tenaz

Crece el tronco. Bordado de Adriana Torriggino

Este bosque que llevaremos a la COP26 en Glasgow es un acto de esperanza, de optimismo tenaz. Ser optimistas no significa que nos escondamos de los datos más duros y más difíciles, sino que queremos confrontarlos con las posibilidades que aun tenemos por delante y trabajar con toda nuestra determinación para que se hagan realidad.

En particular queremos mover a nuestras sociedades al punto de hacer que las acciones necesarias para cambiar hacia un mundo regenerativo se sientan colectivamente como una inevitabilidad, en lugar de algo marginal y de “los locos ambientalistas”. Todos tenemos que ser ambientalistas en las generaciones a venir, sino nadie la va a pasar bien.

Árbol de Dulce Yazmin Chavarria Amador

Con nuestro optimismo tenaz, platiquemos del cambio climático: el 9 de agosto de 2021 salió el informe del IPCC sobre todo lo que se sabe de la ciencia climática hasta el momento. El grupo intergubernamental de expertos sobre cambio climático confirma:

  • dentro de las incertidumbres propias de cualquier conclusion científica, el aumento de temperatura que se ha registrado se debe a la actividad humana (es decir a la manera en la que extraemos y consumimos recursos naturales; y cómo desechamos todo). Las evidencias científicas que asocian estos aumentos de temperatura a las alteraciones en el clima (como inundaciones, sequías, calores extremos, incendios, huracanes) se ha fortalecido desde el informe anterior
  • los cambios que estamos percibiendo (magnitud en poco tiempo) no tienen precedentes en miles de años
  • llegaremos a 1.5 grados centígrados de calentamiento para 2034 (estimación)

En las condiciones actuales y las proyectadas, los escenarios extremos continuarán y se harán peores con cada céntima de grado que siga aumentando la temperatura.

¿DONDE ESTA EL OPTIMISMO?

El informe incluye modelos del impacto regional del cambio climático. Y nos dicen, con un alto grado de confianza en sus modelos, que si logramos bajar las emisiones de gases de efecto invernadero YA (y aplicamos medidas de mitigación como reforestar Y OTRAS), en pocos años tenemos MUY BUENAS posibilidades de mejoras sustanciales en concentraciones de GEI, reducciones de temperatura superficial y calidad del aire.

Puedes leer el resumen tu mismo aquí (en español) o todos los materiales publicados en inglés aquí

Las cosas en este planeta están mal. Pero eso no significa que no valga la pena actuar. Al contrario: significa que URGE que actuemos todos. No te dejes estar porque el panorama se ve mal.

¡hay que actuar!

Árbol de Maryam Garifullina (Rusia/Inglaterra)

Dato psicológico

Solemos aprender a reaccionar de cierta manera a ciertas condiciones adversas. Frente al cambio climático, la mayoría de nosotrxs nos hemos acostumbrado a responder con una sensación de impotencia ante la enormidad y complejidad del problema y por tanto desviamos la vista de las malas noticias y seguimos haciendo las cosas igual.

Pero esta reacción es equivocada. Y a estas alturas: es IRRESPONSABLE. Aunque algunos individuos y organizaciones se han manifestado, como sociedad hemos dejado pasar los años sin movernos para tener dirigentes diferentes, sin buscar nuevas formas de gobernanza que permitan una mejor elección de las prioridades en nuestras sociedades, sin lograr que la población tenga más fuerza para cambiar a los gobernantes que no deciden por el bien común.

Entonces tenemos que adiestrarnos para no sentir impotencia, sino más ánimo para buscar un cambio. Pensemos que tenemos suerte de vivir en un momento clave en la historia. Si los seres humanos sobrevivimos nuestro desastre: se recordará este momento como uno de los más importantes de la historia. Asegúrate de haber sido parte del movimiento para crear una futuro regenerativo y equitativo.

Jacarandá de Guille Crusat (Argentina)

¿Cómo sostener el optimismo tenaz?

Ante la reacción “normal” de la mayoría de la humanidad a las malas noticias de cambio climático solemos responder con impotencia.
Pero no somos impotentes. Cada acción que tomamos tiene un significado profundo, es parte del movimiento más importante de la historia de la humanidad. Si logramos detener y revertir los daños ambientales que hemos provocado: será el logro más grande de nuestra especie.

Observa tu sensación de impotencia y transfórmala conscientemente en el reconocimiento de que eres parte de un movimiento enorme internacional. Si te hace falta creerlo, únete a nuestra instalación.
Las bordadoras de árboles que nos unimos a las sesiones virtuales nos vamos con ese sentir: somos muchas más de las que creíamos.

Compartimos principios y anhelos. Nos animamos entre todas y así podemos ser más fuertes dentro de nuestras comunidades para dejar una huella regenerativa en cada pueblo en el que vivimos.

Aunque en tu casa te tilden de “loca”, cada mención del cambio climático en tus círculos personales empieza, poco a poco, a hacer mella en tus familiares y amigos. Estás creando un terreno fértil para el día que se crucen con otra persona que admiran que les diga lo mismo… y podrán decir “ah sí, en mi casa mi hermana/mamá/hija ya está haciendo composta/separando la basura/haciendo activismo”. Puede tardar, pero verán cómo va a llegar. Tenemos que animarnos todas las que ya lo creemos a hablarlo más y más fuerte (pero sin gritar).

El ser humano aprende de la colectividad. Hay que hacer crecer la colectividad.

Araucaria de Pía Bravo Schilling (Chile)

Puedes leer más sobre la idea del optimismo tenaz en El futuro por decidir de Christiana Figueres and Tom Rivett-Carnac. Pídelo para tu biblioteca local o cómpralo de un librería independiente. Evita comprar en Amazon porque es una empresa que no promueve el bienestar ambiental y social.